• Fase visual: color amarillo piel de limón con tonalidades verdes y reminiscencias grisáceas. Tiene una intensidad media y su limpidez es elevada. Su aspecto es brillante y translúcido. Lágrima fin, lenta.


• Fase olfativa: su intensidad aromática es alta, con toques especiados y herbáceos a hinojo, menta, hierbabuena y eucalipto, con notas de limón. Nariz compleja y elegante.


• Fase gustativa: se trata de un licor bien estructurado, con un dulzor agradable y con toques afrutados y herbáceos. Su retrogusto es duradero y se percibe un equilibrio entre la acidez y el amargor. Final muy largo. En retro nasal se hace más evidente la menta y aparecen sensaciones especiadas que no se apreciaron en nariz.

Resumen: el licor de hierbas Barañano presenta notas herbáceas y especiadas muy agradables, así como matices de frutas en almíbar. Es un licor con estructura y presenta un equilibrio entre la acidez y el amargor. Por ello, en boca la sensación final es muy buena.